Aún falta mucho para jubilarme

aun-falta-mucho-pagina

 

Jubilación, retiro, pensiones, plan de ahorro… Seguramente son conceptos que te suenan muy lejanos. Pensarás que aún hay tiempo suficiente hasta los 65 años para reflexionar sobre estos temas. Sin embargo ¿sabías que estás en el mejor momento para comenzar a ahorrar para la jubilación?

Así lo confirman los expertos. La mejor edad para empezar a ahorrar para la jubilación es entre los 20 y  30 años. ¿Por qué? Porque es en esta franja de edad cuando comenzamos a trabajar y podemos desarrollar poco a poco el hábito del ahorro. Por ejemplo, podemos empezar ahorrando 50 euros al mes e ir incrementando este importe cada año.

Por otra parte, es posible que también te preguntes por qué es tan importante ahorrar para el futuro si tenemos ya garantizada nuestra pensión cuando nos jubilemos. Y, así es, pero es posible que cuando llegue el momento de dejar de trabajar, la cuantía de tu pensión no te permita mantener el nivel vida al que estás acostumbrado.

 

¿Cómo funciona nuestro sistema de pensiones?

España cuenta con un sistema que nos garantiza una pensión cuando nos jubilemos. La cuantía de esta pensión viene determinada por tres factores principales:

  • La base de cotización de los últimos años. La reforma de las pensiones del año 2011 contemplaba una ampliación progresiva del periodo de cálculo de la pensión de 15 años hasta llegar a los 25 en 2022. Actualmente se sitúa en los últimos 21 años.
  • Años cotizados a la Seguridad Social. Es necesario haber cotizado al menos 15 años.
  • Edad de jubilación. Según la última reforma de las pensiones de 2011, la edad de jubilación se irá aumentando progresivamente. Los trabajadores que quieran jubilarse con el cien por cien de la pensión (y no hayan cotizado más de 38 años y medio) tendrán que tener cumplidos 65 años y 6 meses. En 2027 se situará en 67 años.

Diapositiva8-

El factor de sostenibilidad: la esperanza de vida también influirá en nuestra pensión

Sin embargo, también hay otro parámetro que se empezará a aplicar en 2019. Se conoce como el factor de sostenibilidad, que introduce dos variables. La primera es el factor de equidad intergeneracional (FEI), que se revisa cada 5 años en función de la evolución de la esperanza de vida. Se trata de calcular la cuantía de la pensión teniendo en cuenta cuántos años vivirá el pensionista desde que empieza a cobrar la pensión y ajustando esta cantidad a la longevidad estimada. Es decir, cuando la esperanza de vida crezca, el pensionista recibirá menos dinero al mes aunque durante más tiempo, ya que vivirá más años.

La segunda variable es la revalorización anual, que vincula la valoración de las pensiones a la salud de las arcas públicas. Esto implica que las pensiones sólo subirán si aumentan los ingresos del sistema por encima de la tasa de crecimiento del número de pensiones.

En definitiva, el cálculo de nuestra pensión va a estar determinado por otros factores que no están estrictamente relacionados con lo que hemos cotizado durante la vida laboral: la esperanza de vida, el número de trabajadores en activo, la salud de las arcas públicas… Por tanto, si queremos tener una jubilación más tranquila, es importante que complementemos esa pensión pública con ahorro privado.

¿Y tú? ¿Te animas a comenzar a ahorrar para la jubilación? ¿Te surgen dudas sobre este tema? Envía tu pregunta a nuestros expertos o escucha a Miki Nadal.

Si aún falta mucho para jubilarte…

quizá te interesen estos artículos