Como explicamos en una de nuestras últimas publicaciones, un plan de pensiones de empleo (PPE) es un producto de previsión y ahorro a largo plazo promovido por las empresas para los trabajadores. Esta modalidad permite a las empresas -convertidas en promotoras del PPE- dar forma a los compromisos adquiridos de cara a la jubilación y las pensiones de sus empleados -que recibirán la condición de partícipes-.

Con el fin de dar a conocer a uno de los segmentos fundamentales en la economía, las PYMES, en qué consiste este producto y qué ventajas aporta, Inverco ha elaborado un documento en el que sintetiza sus principales características, principios y regulaciones. En este artículo, os explicamos sus principales conclusiones.

¿Por qué un PPE?

Los planes de pensiones de empleo (PPE) forman parte del pilar privado y tienen como función clave complementar la jubilación de la Seguridad Social. En este caso, una PYME puede constituir un PPE, -que puede ser de diferentes tipos-, a favor de sus empleados.

Fuente: Inverco

Así, cabe destacar que una pequeña o mediana empresa puede promover tanto un Plan de pensiones de Empleo para ella misma como un PPE de promoción conjunta, en el que, con una dinámica similar, varias PYMES tienen capacidad de impulsar diversos compromisos a ser cubiertos por este producto.

Quizá te interese:  Planes de pensiones: una década complementando la jubilación de 400.00 familias

El resultado es que el PPE puede entenderse como un beneficio social para los trabajadores de la empresa en cuestión, en tanto que las contribuciones conforman una remuneración en forma de beneficio social. No obstante, conviene recordar que la adhesión de un empleado a este producto es voluntaria y que podrá pasar a formar parte de él en cualquier momento si cumple las condiciones para ello.

¿Qué hay que tener en cuenta en términos financieros?

Hay cuatro aspectos clave a valorar dentro del terreno financiero:

Fuente: Inverco

La PYME tiene que tener en cuenta que es obligatorio realizar contribuciones al PPE dentro de los términos que quedasen especificados en su elaboración. En lo que respecta a las aportaciones, cabe señalar que, en los planes de pensiones de empleo, tanto la empresa como el trabajador pueden aportar y que, si bien no hay una cuantía mínima en este territorio, un PPE tiene un límite conjunto máximo de aportación con derecho a reducción que, en 2021, se sitúa en 10.000€ (de los cuales el trabajador puede aportar hasta 2.000).

¿Cómo se constituye un PPE para una PYME?

A grandes rasgos, si una PYME quiere constituir un PPE propio, puede hacerlo a través de tres fases: primeramente, tendría que hacer un proyecto inicial, en el que se incluirían sus especificaciones y su base técnica; posteriormente, llevarían a cabo una comunicación y difusión de este proyecto entre los trabajadores que conforman la empresa y, por último, crearían una Comisión Promotora del PPE. Si la PYME opta por hacer un PPE de promoción conjunta, los pasos a seguir son similares, pero ambas tienen que elaborar una serie de anexos específicos que se tendrán en cuenta durante la elaboración, difusión y aprobación del proyecto.

Quizá te interese:  ¿Qué diferencia habrá entre tu último sueldo y tu pensión pública?

Accede y descarga el documento completo en este enlace.